El pasado lunes ha sido inaugurado el nuevo centro de control del sistema de posicionamiento Europeo Galileo. Esta nueva infraestructura está situada en Fucino, Italia, a 130 al Este de Roma. La función principal de este es la de monitorizar y controlar tanto los satélites de la constelación Galileo en órbita alrededor de la tierra como de controlar la red de estaciones terrestres, y proveer la información necesaria para apoyar los distintos servicios de navegación. Fucino es el segundo centro de control de Galileo, el otro estando ubicado en Oberpfaffenhofen, Alemania, cerca de Munich.