El Consejo de Administración de Telecinco dio ayer el pistoletazo de salida a la operación establecida con el Grupo Prisa para la adquisición del 22% de Digital + (mediante el pago en efectivo de 488 millones de euros) y la compra del 100% de Cuatro (mediante el canje entorno al 18% de las acciones de Telecinco). De este modo acordó ayer aumentar en 499.201.775 millones de euros el capital social de Telecinco, dando un paso decisivo para la creación de un gran grupo audiovisual en España con el liderazgo de la televisión comercial en abierto, de la oferta de las televisiones en Internet y de los contenidos audiovisuales, así como con una importante presencia en la televisión de pago.
Con esta operación, Telecinco refuerza el compromiso con sus accionistas y lo hace con el mismo equipo gestor encargado de la salida a Bolsa de la compañía, en el año 2004. Un grupo directivo estable, con más de 20 años de experiencia en televisión, encabezado por Alejandro Echevarría, presidente de Telecinco, y Paolo Vasile y Giuseppe Tringali, consejeros delegados, capaces de trasladar al nuevo grupo una sólida estructura operativa y financiera gracias a su conocimiento del sector y a su experiencia en un modelo de negocio que en los últimos años ha llevado a Telecinco a liderar el mercado audiovisual español y a situarse como referente en Europa.
Telecinco crea así un nuevo grupo de canales de televisión en abierto (Telecinco, LaSiete, Factoría de Ficción, Boing y Cuatro) de gran potencial y con una posición única en el sector, con una cuota de mercado publicitario superior al 44% -según las últimas cifras publicadas por Infoadex-; unos ingresos cercanos a los 1.000 millones de euros -según las últimas cifras de facturación anuales publicadas por Cuatro y Telecinco-, y con un sólido liderazgo de audiencia con un 24,5% de cuota de pantalla del total día y del 25% en prime time, según datos enero-septiembre ofrecidos por Kantar Media.